Make your own free website on Tripod.com

COMUNIDAD CRISTIANA "LA COSECHA"

Yo Soy La Puerta

INICIO
CUANDO...
¿A DONDE IRAS DESPUES DE LA MUERTE?
EL ANTICRISTO
LA MUERTE
EL REGALO DE DIOS PARA USTED
YO SOY LA PUERTA
LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO ES INMINENTE
REFLEXIONES

"YO SOY LA PUERTA"

 EL QUE POR MÍ ENTRARE SERÁ SALVO

¿QUIÉN ES LA PUERTA?

     El Señor JesuCristo es la puerta que debes entrar para ser salvo. Escúchale como te invita a entrar para salvarte: "Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida (eterna), y pocos son los que la hallan" (Mateo 7:13-14). Todos nosotros necesitamos entrar por la puerta estrecha para hallar misericordia y perdón de pecados. Jesús dijo: "Yo soy el Camino, y la Verdad, y la Vida (Eterna); nadie viene al Padre sino por Mí" (Juan 14:6). Amado lector, esta declaración del Señor es bien categórica: nadie, absolutamente nadie, viene a Dios sino es por el Señor JesuCristo. La razón es sencilla, Cristo fue el único que pagó el precio por nuestra Redención, a Él corresponde perdonar y salvar.

¿DE QUÉ TE SALVA EL Señor JesuCristo?

    Cristo te salva del Tormento Eterno en el Infierno. Pues Cristo vino a este mundo a buscar y a salvar lo que se había perdido. Esa era su misión, y la cumplió dando su propia vida voluntariamente por nosotros los pecadores. El Infierno no es este mundo, como alguna gente dice, pues la Biblia habla en términos de un traslado: "Los malos serán trasladados al Infierno, todas las gentes que se olvidan de Dios" (Salmo 9:17). El Señor advierte varias veces: "Allí será el lloro y el crujir de dientes" (Mateo 13:42, 24:51, 25:30, y Lucas 13:28). El Infierno no sólo es terrible, sino que es eterno, para siempre jamás (Apocalipsis 14:11).

¿QUÉ HIZO DIOS PARA SALVARTE?

    Dios aborrece el pecado, pero ama al pecador, y para salvarte sacrificó a su Hijo por ti y por mí: "Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros" (Romanos 5:8). El amor de Dios al hombre quedó demostrado en la crucifixión del Señor Jesús: "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo Unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga Vida Eterna" (Juan 3:16).

¿QUÉ DEBES HACER PARA SER SALVO?

     Para ser salvo debes entender y aceptar lo que Señor JesuCristo hizo para salvarte. En primer lugar, debes saber que tienes una deuda de pecado contra Dios: "Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la Gloria de Dios" (Romanos 3:23). Pero El Señor JesuCristo, por amor a ti, y como substituto tuyo, pagó con su vida la paga por tus pecados que es muerte (Romanos 6:23). En otras palabras, el Señor JesuCristo murió por causa tuya, para saldar tu deuda de pecado, y salvarte del tormento eterno en el Lago de Fuego que arde para siempre jamás (Apocalipsis 14:9-11).

     En segundo lugar, debes creer lo que la Biblia dice sobre la Resurrección del Señor. Los que le vieron dan testimonio que resucitó vivo de entre los muertos, dejando la tumba vacía (Hechos 2:32, 3:15, 4:33, 5:30-32, Lucas 24:36-43, Juan 20:3-9). La Biblia enseña que JesuCristo resucitó vivo, en carne y hueso, de entre los muertos, obteniendo así victoria sobre la muerte. Por lo tanto ofrece perdón de pecados y Vida Eterna a todos los que creen su Palabra y le reciben. Escucha bien las Palabras del Señor JesuCristo: "Mis ovejas oyen mi voz, y Yo las conozco, y me siguen, y Yo les doy Vida Eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. Yo y el Padre uno somos" (Juan 10:27-30).

     En tercer lugar, para ser salvo debes recibir al Señor JesuCristo en tu corazón por Fe. Si crees el testimonio de los Apóstoles que le vieron vivo y estuvieron con Él 40 días después que resucitó (Hechos 1:1-3), entonces puedes hablar con Él porque te oye donde quiera que estés. Inclina tu cabeza ahora mismo reverentemente y llámalo por su Nombre, Señor Jesús: pídele que te perdone tus pecados y te salve "Que si confiesas con tu boca a Jesús por Señor, y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo; porque con el corazón se cree para justicia, y con la boca se confiesa para salvación" (Romanos 10:9-10). Jesús dijo: " Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que viene a mí, de ningún modo lo echaré fuera." (Juan 6:37). —Amén.

5.gif